El Gobierno aprueba el último tramo de la Línea de Avales, con prioridad para autónomos y pymes, y empresas de los sectores de turismo y automoción

El Gobierno aprueba el último tramo de la Línea de Avales, con prioridad para autónomos y pymes, y empresas de los sectores de turismo y automoción

La activación por tramos ha posibilitado adaptar la Línea de Avales a las necesidades de las empresas, lo que está permitiendo que sea una de las más utilizadas en Europa

El quinto tramo tiene una dotación de 15.500 millones de euros

Se destinan 7.500 millones de euros a garantizar préstamos de pymes y autónomos y 5.000 millones para el resto

Se reservan 2.500 millones de euros para impulsar el sector turístico garantizando préstamos de pymes y autónomos para liquidez o inversiones

Se abre un tramo específico de 500 millones de euros para impulsar el sector de la automoción 

Los importes no dispuestos el 30 de junio se distribuirán entre las entidades de forma proporcional al importe del aval utilizado hasta la fecha, a excepción de los nuevos tramos para turismo y automóvil, que se asignarán en función de la demanda

Con los datos disponibles hasta el momento, se han avalado 565.110 préstamos por importe de 52.761 millones de euros, que han permitido canalizar 69.023 millones de financiación al tejido productivo

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el acuerdo por el que se activa el quinto y último tramo de la Línea de Avales para garantizar la liquidez de empresas y autónomos. Esta Línea fue aprobada por el Gobierno el pasado 17 de marzo por un importe total de 100.000 millones de euros para hacer frente a los efectos económicos del COVID-19 y es la mayor movilización de avales públicos para empresas puesta en marcha en España.

La activación por tramos ha permitido ir adaptando la Línea a las necesidades de las distintas empresas y sectores en cada momento, lo que hace que sea una de las más utilizadas en Europa.

Este tramo tiene una dotación de 15.500 millones de euros, de los cuales 7.500 millones se ponen a disposición de autónomos y pymes, en línea con lo que se ha venido haciendo hasta el momento de priorizar a las compañías de menor tamaño. El resto de empresas contarán con 5.000 millones de avales.

Con el fin de impulsar y reactivar el sector turístico, se reservan 2.500 millones de euros para para atender las necesidades de financiación de autónomos y pymes del sector turístico y actividades conexas. De esta forma, el Gobierno sigue reforzando su apoyo al turismo, uno de los más afectados por las consecuencias económicas del COVID-19. Los fondos podrán destinarse tanto a cubrir necesidades de liquidez como las inversiones necesarias para la mejora, ampliación o adaptación de instalaciones y equipos.

Las empresas y negocios del sector turístico, ocio y cultura son las que han recibido un mayor volumen de financiación a través de la Línea de Avales. A esta financiación se suma la recibida inicialmente a través de la Línea de Thomas Cook por importe de 400 millones de euros, que permitió que 4.700 empresas del sector obtuvieron préstamos para cubrir sus necesidades de liquidez.

Adicionalmente, se destinan 500 millones de euros para la adquisición o arrendamiento financiero u operativo por empresas y autónomos de vehículos de transporte terrestre para uso profesional, con el fin de impulsar la inversión, contribuir a la renovación del parque de vehículos y fomentar la movilidad sostenible.

Con la activación del último tramo de la Línea de Avales, se han reservado un total de 67.500 millones de euros a pymes y autónomos; 25.000 millones al resto de empresas; 4.000 para avalar las emisiones del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF); 2.500 a reactivar el sector del turismo; 500 millones a reforzar el reaval que CERSA concede a las sociedades de garantía recíproca de las comunidades autónomas y 500 millones a la adquisición o arrendamiento financiero de vehículos destinados al transporte por carretera.

Asimismo, la colaboración con las 123 entidades financieras que gestionan la Línea está permitiendo que empresas de todos los sectores de actividad y de todas las provincias de España estén accediendo a este programa de avales, lo que le convierte en uno de los mayores y principales exponentes del éxito de la colaboración público privada.

Características de la Línea de Avales

El quinto tramo de la Línea de Avales mantiene las mismas características y el mismo modo de tramitación de los anteriores para los préstamos destinados a empresas y autónomos. Podrán solicitar estos avales hasta el 30 de septiembre de forma exclusiva las empresas afectadas por los efectos económicos del COVID-19, siempre que los solicitantes no estuvieran en situación de morosidad a 31 de diciembre de 2019 y en procedimiento concursal a 17 de marzo de 2020.

La distribución de la línea de avales para autónomos y empresas entre los operadores se llevará a cabo con los mismos criterios que los establecidos en los tramos anteriores, en función de la cuota de mercado comunicada por cada entidad financiera al Banco de España a cierre de 2019.

El volumen máximo asignado para cada entidad será válido hasta el 30 de junio. A partir de esa fecha, los importes de aval asignados y no utilizados por las entidades se distribuirán entre el resto de operadores, de forma proporcional al importe de aval que hubieran utilizado hasta esa fecha. 

Los importes destinados a los sectores del turismo y el automóvil se distribuirán a demanda en función de los créditos aprobados por las entidades financieras.

Más de 69.000 millones de euros en financiación

Las empresas españolas han recibido ya 69.023 millones de financiación garantizada con la Línea de Avales. Con datos a 14 de junio, se han aprobado 565.110 operaciones de financiación, con un importe avalado de 52.761 millones de euros.

El mayor volumen de operaciones y financiación se concentra en pymes y autónomos, con 555.288 préstamos aprobados, el 98% del total, y un importe avalado de 38.975 millones de euros. Esto ha permitido que estas empresas hayan recibido 48.750 millones de euros de financiación para garantizar su liquidez y cubrir sus necesidades de circulante.

El resto de empresas han recibido más de 20.272 millones de euros en financiación, a través de 9.822 operaciones avaladas con 13.804 millones de euros.