Newsletter ICO | Noticia
Logo ICO

Newsletter ICO

Noviembre 2020

"Tenemos que mantener el tejido productivo y que las empresas sean capaces de superar esta situación excepcional"

En la entrevista de este mes hemos tenido el placer de contar con la participación de la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva. Con ella hemos podido conocer con más detalle las últimas novedades de las medidas puestas en marcha por el Gobierno con el objetivo de impulsar la actividad de autónomos y empresas.

Os invitamos a ver el vídeo de la entrevista:

En primer lugar, queremos agradecer su participación en esta entrevista que nos brinda la oportunidad de acercar a nuestros lectores, en su mayor parte autónomos y empresas, la labor que está desarrollando la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa y las últimas iniciativas que se están abordando para impulsar la actividad del tejido productivo.

El ICO es uno de los organismos adscritos a esta Secretaría de Estado por lo que la primera pregunta es casi obligada. La Línea de Avales gestionada por el ICO fue una de las primeras medidas puestas en marcha para garantizar el acceso a liquidez de autónomos, pymes y empresas. ¿Qué balance hace del funcionamiento de esta Línea?

El balance que hacemos en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital sobre la línea del ICO es excelente. Fuimos capaces aprobarla en muy poco tiempo, se declaró el estado de alarma el 14 de marzo y el día 17 de marzo el Consejo de Ministros aprobó la línea. Y lo que hemos visto es cómo ha sido capaz de ponerse en marcha de forma rápida y funcionar muy bien.

La semana pasada, el Banco Central Europeo presentaba un informe sobre cómo habían funcionado los instrumentos en todos los países y ponía de manifiesto cómo el modelo español ha sido un caso de éxito, cómo los instrumentos que hemos puesto en marcha, los ERTES y la Línea de Avales del ICO, han permitido que un 36% de empresas que hubieran tenido dificultad para hacer frente a sus pagos hayan podido hacerlo. En las estimaciones del Ministerio vemos cómo el impacto en el tejido productivo, de no haber hecho este apoyo, hubiera sido de grandes dimensiones.

¿Qué volumen de financiación garantizada con la Línea de Avales han recibido autónomos y empresas? 

La Línea de Avales ha financiado a 570.000 empresas hasta ahora. Se han hecho más de 900.000 operaciones, se han financiado más de 110.000 millones de euros que se han canalizado al tejido productivo. También lo que es importante es que este elevado número de operaciones ha permitido conseguir una gran capilaridad: nos ha permitido llegar a todas las empresas en todo el territorio nacional. Además, las empresas pequeñas son las que más se han beneficiado también. El 98% de operaciones han tenido como beneficiarios a autónomos y pymes, y creo que esto también es relevante porque son las que tenían más dificultad de acceso a la liquidez en las circunstancias excepcionales derivadas de la pandemia.

El Consejo de Ministros acaba de aprobar novedades en las Líneas de Avales. ¿En qué consisten las modificaciones y cuál es el objetivo?

Lo que hemos intentando es ir adaptando los instrumentos a medida que las necesidades iban cambiando. En primer momento, teníamos unas necesidades de apoyo a la liquidez, luego pusimos en marcha mecanismos de apoyo a la solvencia. Lo que hemos hecho ahora con la aprobación del Consejo de Ministros es extender los plazos de las operaciones ya existentes, de forma que las empresas, los autónomos, las pymes que tengan dificultades para hacer frenta al pago de las líneas que se han contratado puedan extender los plazos. Se puede extender el plazo de amortización de los créditos hasta 8 años. La carencia estaba, en general, en torno a un año, se puede extender hasta 24 meses. Y esto permitirá a las empresas que lo necesiten tener un periodo adicional para seguir haciendo frente a sus obligaciones financieras.

También es importante que para las nuevas operaciones se amplían los plazos máximos, de forma que pueden ir hasta 8 años. Las líneas estaban inicialmente previstas para que se utilizaran solamente hasta diciembre del año 20, las hemos extendido hasta junio de 2021, y se han tomado otra serie de medidas complementarias que tienen que ver con llegar a nichos o a operaciones que hasta ahora no tenían financiación. En primer lugar, avales del MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija) que eran operaciones que estaban en curso o en tramitación cuando se aprobaron las líneas y, por tanto, no se pudieron beneficiar: se ha aprobado una línea de 250 millones de euros para este fin.

Y se ha aprobado una línea de 2.550 millones de euros que está destinada también a empresas que están en convenio pero que están cumpliendo sus obligaciones, que están funcionando, que están solucionando su situación financiera y que también pueden tener necesidades de liquidez. Hasta ahora no podían hacer uso de las líneas del ICO y a partir de esta aprobación del Consejo de Ministros sí pueden utilizarlas.

En todos los casos, lo que se pone son unas condiciones de solvencia y de seguimiento que son las que establecen las normas europeas.

Estas operaciones y estos cambios en la normativa que ha aprobado el Consejo de Ministros nos permiten confirmar nuestro compromiso con el apoyo a las empresas y con ir ajustando las ayudas a las necesidades que tienen. Tenemos que mantener el tejido productivo, como hemos dicho desde el primer momento, para que las empresas sean capaces de superar esta situación excepcional.

¿Cuáles son los principales objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia?

El plan tiene por objetivo utilizar los recursos europeos para modernizar el país, para transformarlo, para abordar las reformas e inversiones que siempre hemos dicho que teníamos que hacer y que hemos ido postergando, en cierta forma. El plan plantea una serie de ejes estratégicos que son: la transición ecológica, la digitalización, la reducción de la brecha de género y la cohesión social y territorial. En torno a estos ejes se estructuran toda una serie de medidas, unas políticas palanca que son la que nos van a permitir actuar.

Estamos trabajando con todos los ministerios para definir el plan. Lo que estamos haciendo es definir los proyectos en cada ámbito. Cuando hablamos de transición ecológica hablamos de movilidad sostenible, de ciudades más conectadas, de la conexión que permita que el transporte pueda ser más por ferrocarril y menos contaminante. Estamos hablando de energías renovables, de la iluminación en las ciudades. Hay proyectos en todos los ámbitos de la transición ecológica.

En el ámbito de la digitalización es muy importante pensar que hemos hecho un enfoque transversal, porque la digitalización afecta a todo. Un país que no se digitalice no va a tener futuro. La digitalización tiene que ver, por tanto, con proyectos de formación de jóvenes, de cómo se estudia en los colegios, de cómo hacemos la formación en los colegios, de la formación profesional, de cómo abordamos la digitalización de una serie de industrias tractoras, de forma que podamos avanzar. Y, por supuesto, la digitalización de las pymes que, en muchos casos, tienen dificultades para poner en marcha estos procesos. Ahora se trata de utilizar los recursos para esto.

¿Cómo podrán optar las empresas a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia?

En cada uno de los proyectos habrá un procedimiento de adjudicación o de acceso, que es en lo que estamos trabajando. Ahora se está elaborando por parte del Gobierno, un Real Decreto-ley que lo que hace es ver cuáles son las barreras que teníamos para el uso de recursos, para la adjudicación de proyectos y cómo podemos tener mecanismos más ágiles, pero que permitan el adecuado control, porque estamos utilizando fondos de los contribuyentes.

Cada uno de los procedimientos será público y las empresas tendrán información de cómo se puede acceder a cada uno de los proyectos o cuál es el mecanismo más fácil. Estamos trabjaando con todos los sectores también para diseñar mecanismos novedosos que nos permitan ser más eficientes en la utilización de recursos. Queremos ponerlo en marcha en estos tres próximos años de manera sustancial y tenemos que trabajar juntos para ello.

¿Qué importancia va a tener la colaboración público-privada en la gestión del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia?

Una de las partes que se aborda en este Real Decreto-ley de la modificación de la normativa tiene que ver con la colaboración público-privada, cómo hacemos para tener mecanismos más eficientes.

Las líneas el ICO son un ejemplo clarísimo de cómo la colaboración público-privada ha funcionado. El ICO ha conseguido de una manera absolutamente eficiente y en un tiempo récord ponerse de acuerdo en los mecanismos de gestión con los bancos, digitalizar los procesos, hacer más de 10.000 operaciones diarias. Y esto ha sido posible porque hemos colaborado con el sector privado. El sector privado ha hecho la parte de gestión de análisis de riesgo, el Estado ha puesto la cobertura que ha movilizado la financiación y todos hemos trabajado con un fin común, que era facilitar recursos al sistema productivo.

Esta experiencia de colaboración ha sido muy productiva y tenemos que ver cómo estos instrumentos que han permitido la capilaridad, que llegue a todas las empresas del país, pueden ser útiles también para trasladar otras ayudas o para buscar otros mecanismos de gestión.

¿Qué impacto tendrá el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia?

En los próximos tres añosestá previsto que se canalicen en transferencias solamente más de 60.000 millones de euros. Lo que estamos estimando es que la contribución al crecimiento será entre 2 y 3 puntos al PIB. Esto es una cifra muy relevante si tenemos en cuenta las cifras a las que estábamos creciendo antes de la pandemia.

Y las inversiones se va a realizar en proyectos que transformen el país y que a largo plazo nos hagan crecer mejor. Nuestra previsión es que el crecimiento potencial se sitúe por encima del 2% en los próximos años.

¿Cuál va a ser la participación de empresas y agentes sociales en el Plan?

El plan tiene que ser un plan de país, como hemos venido diciendo desde el principio. Y para tener un plan de país que sea operativo, que funcione, tenemos que estar todos los agentes implicados. En esto, la experiencia que hemos tenido en los meses desde la pandemiade trabajo con los agentes sociales ha sido muy positiva.

Hemos conseguido que todas las normas en el ámbito laboral, por ejemplo, para diseñar los ERTES, para diseñar las líneas el ICO, todo esto se haya hecho con acuerdo. Y cuando hemos conseguido poner de acuerdo a la patronal, a los sindicatos, al Gobierno, quiere decir que estamos sabiendo trabajar juntos y que hemos pensado todos en el interés del país, en el interés de futuro. Yo estoy convencida de que vamos a ser capaces de trabajar juntos y que es la manera de avanzar. Es un uso de recursos muy relevante y es transformador para el país y, por tanto, tenemos que estar todos en ello.

 

« Volver a Newsletter

Instituto de Crédito Oficial (ICO) - Paseo del Prado, 4 - 28014 Madrid. @ICOgob

Atención al cliente: 900 121 121

Copyright © 2020 Aviso Legal