El BEI financiará la construcción de 524 viviendas eficientes para alquiler social en Navarra con un préstamo de 40 millones € bajo el Plan Juncker

El BEI financiará la construcción de 524 viviendas eficientes para alquiler social en Navarra con un préstamo de 40 millones € bajo el Plan Juncker


El acuerdo ha sido firmado hoy en Pamplona por el Vicepresidente del BEI, Román Escolano, y la Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, Uxue Barkos. El acto ha contado también con la presencia de Presidente del ICO, Pablo Zalba, entidad que colabora con el BEI en el desarrollo del Plan de Inversiones para Europa en España.
 



El Banco Europeo de Inversiones (BEI) contribuirá a facilitar el acceso a vivienda de alquiler a precios asequibles en áreas metropolitanas de Navarra financiando con 40 millones de euros la construcción de 524 pisos. Serán viviendas ECCN (Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo), es decir con un gasto de energía muy reducido gracias a su diseño y a los materiales utilizados en la construcción. El acuerdo cuenta con el apoyo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), el principal pilar del Plan de Inversiones para Europa de la Comisión Europea, conocido como el «Plan Juncker».
 

Esta inversión tendrá un impacto positivo en el empleo, ya que contribuirá a la creación de más de 700 puestos de trabajo en la fase de implementación que se extenderá hasta el año 2020. La financiación facilitada por el BEI será gestionada por NASUVINSA, la agencia pública responsable del desarrollo urbano y de proyectos de vivienda social en Navarra. Las 524 nuevas viviendas se construirán en los próximos 3 años, hasta 2020, en áreas metropolitanas de Navarra. En total, el proyecto permitirá edificar alrededor de 78.000 metros cuadrados.

Sobre este proyecto, Miguel Arias Cañete, Comisario encargado de la Acción por el Clima y la Energía, ha asegurado: "Este proyecto es un claro ejemplo de inversiones inteligentes: se mejora la calidad de vida de los ciudadanos, se disminuye el consumo energético y se crean puestos de trabajo. Estos son los objetivos de las políticas europeas de eficiencia energética, y por ello me complace este acuerdo y animo a que se sigan solicitando y apoyando inversiones de este tipo".


En el acto de firma, el Vicepresidente del BEI, Román Escolano, ha afirmado: «El acuerdo que hoy firmamos aúna dos de las prioridades del BEI: fomentar la integración social en la Unión Europa y contribuir a reducir los efectos del cambio climático. Como banco de la UE, el BEI trabaja por mejorar la vida de los ciudadanos europeos. Por eso, nos complace apoyar este proyecto que constituye, además, un buen ejemplo de la importante implantación del Plan de Inversiones para Europa en España».

Por su parte, la Presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha destacado que el respaldo que ofrece el BEI va a permitir a Navarra "seguir siendo una comunidad puntera en políticas de alquiler y de eficiencia energética, la punta de lanza de la innovación social en materia de vivienda". Asimismo, ha agradecido "el reconocimiento y espaldarazo que el acuerdo supone para una política audaz en materia de vivienda que contribuye a transformar una realidad que desgraciadamente ha estado demasiado condicionada durante estos últimos años por la cultura desarrollista del ladrillo y que contribuye a que los poderes públicos giremos la mirada hacia las necesidades reales de las personas y al derecho a la vivienda de calidad de toda la sociedad, con independencia de su origen, nivel de renta o situación familiar".

El presidente del ICO, Pablo Zalba, ha destacado que "la función social del Plan de Inversiones para Europa se materializa en acuerdos como el suscrito hoy. Para el ICO es prioritario seguir trabajando para promover el desarrollo de esta iniciativa europea en España".

Todos las viviendas cumplirán con los estándares de alta eficiencia energética, tal y como exige la directiva de la UE sobre consumo energético que entrará en vigor en el año 2020 y que obligará a que todos los edificios nuevos tengan un consumo de energía cercano a cero. Gracias al tipo de construcción y a la utilización de energías renovables, los pisos que formen parte de este proyecto consumirán hasta un 75% menos de energía que las viviendas convencionales. Además, sus inquilinos pagarán menos por calentarse en invierno: el coste de la calefacción será un 90% menos respecto a un piso de 30 años o más de antigüedad. De media, este coste en las nuevas viviendas eficientes será de 75 euros anuales frente a 785 euros que cuesta en un piso antiguo.

Los nuevos inmuebles se destinarán a alquiler a precios asequibles, contribuyendo así a la integración social y la regeneración urbana. En particular, el objetivo de este proyecto es facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes y a personas con ingresos reducidos, de acuerdo a la normativa sobre vivienda social vigente en Navarra.

Fomentar el alquiler social es uno de los objetivos del banco de la UE, que en España ya ha facilitado financiación para programas similares de vivienda social en núcleos urbanos de Andalucía y recientemente, en Barcelona. El BEI también ha apoyado proyectos destinados a ampliar o mejorar el parque de viviendas de alquiler social en otras ciudades europeas como Amsterdam, Dublin o Lisboa.


El Plan Juncker en España y colaboración con el ICO

El apoyo del Plan de Inversiones para Europa a este acuerdo permitirá que el BEI facilite las condiciones ventajosas de su financiación, tanto en tipos de interés como en plazos de amortización, para asegurar la ejecución del proyecto.

Desde que se puso en marcha el Plan de Inversiones para Europa y hasta ahora, bajo su marco en España se han aprobado 53 proyectos por una financiación total que supera los 4.700 millones de euros y que permitirán movilizar más de 28.500 millones de euros en inversiones en la economía española.

El Instituto de Crédito Oficial, ICO, como banco nacional de promoción, colabora con el BEI en la implantación del Plan Juncker en España. En este contexto, ambas instituciones han formalizado dos operaciones de riesgo compartido asociadas a los fondos de capital riesgo e infraestructuras, Fond-ICO Global y Fond-ICO Infraestructuras, de 250 y 50 millones de euros respectivamente. Ambas operaciones cuentan con el apoyo del Plan de Inversiones para Europa y han sido las primeras de esta naturaleza firmada por el BEI con un banco nacional de desarrollo en Europa.

Además de colaborar en la implantación del Plan Juncker, el BEI y el ICO trabajan estrechamente en otros proyectos con el objetivo común de facilitar liquidez a las PYMES españolas. En 2016, el banco de la UE concedió al ICO una financiación de 1.800  millones de euros, a través de la firma de seis acuerdos de préstamo destinados a financiar más de 30.000 pequeñas y medianas empresas, permitirán facilitar a las pymes el acceso al crédito necesario para que puedan desarrollar sus proyectos.


Sobre el BEI y el Plan de Inversiones para Europa

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

El Plan de Inversiones para Europa, conocido como el «Plan Juncker», es una de las prioridades absolutas de la Comisión Europea. Se centrar en impulsar las inversiones para crear empleo y crecimiento mediante un uso más inteligente de recursos financieros nuevos y ya disponibles, eliminando obstáculos a la inversión y proporcionando visibilidad y asistencia técnica a proyectos de inversión.

El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) es el principal pilar del «Plan Juncker» y proporciona garantías a primeras pérdidas, lo cual hace posible que el BEI pueda invertir en más proyectos que a menudo llevan aparejado un riesgo mayor. Ya se han observado resultados concretos derivados del FEIE. Se prevé que los proyectos y acuerdos aprobados para su financiación al amparo del FEIE movilicen más de 225.000 millones de EUR en inversiones y apoyen a cerca de 445.000 pymes de los 28 Estados miembros.

Si desea obtener más información sobre los resultados del Plan de Inversiones para Europa podrá encontrarla aquí.