BEI e ICO ponen a disposición de las pymes 1.000 millones de euros para impulsar el empleo en España

BEI e ICO ponen a disposición de las pymes 1.000 millones de euros para impulsar el empleo en España

El acuerdo permitirá facilitar préstamos en condiciones ventajosas a pequeñas empresas

Impacto en el empleo: la iniciativa contribuirá a mantener 100.000 puestos de trabajo

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ponen a disposición de las pymes españolas 1.000 millones de euros para financiar sus inversiones y aportarles liquidez. Para ello, el banco de la UE ha facilitado a ICO un préstamo de 500 millones de euros que la entidad completará con una contribución propia adicional de otros 500 millones de euros, de forma que el volumen global de financiación que movilizará este acuerdo, que llegará a las pymes a través de las Líneas ICO, asciende a 1.000 millones de euros. La vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, y el presidente de ICO, José Carlos García Quevedo, han ratificado hoy el acuerdo en Madrid.

Según datos de la Comisión Europea, las pymes aportan más del 72% del empleo que se genera en España. El objetivo del nuevo acuerdo BEI-ICO es fomentar la creación y el mantenimiento de puestos de trabajo en España, apoyando a aquellas empresas que por su tamaño o actividad tienen más dificultades para financiarse. En concreto, se calcula que este acuerdo permitirá mantener 100.000 puestos de trabajo, según estimaciones del BEI.

En el acto de firma, la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, ha afirmado: «las pymes españolas son motores fundamentales para el crecimiento económico y el empleo. Asegurar que cuentan con los recursos financieros necesarios en todas las fases de su desarrollo es una de las grandes prioridades del Grupo BEI. Estamos muy satisfechos con este nuevo acuerdo con el ICO, que nos permite unir fuerzas para llevar las ventajas de la financiación del banco de la Unión Europea a aquellas empresas españolas que encuentran más dificultades para ejecutar sus inversiones, impulsando de esta forma la competitividad empresarial, la generación de riqueza y la creación de empleo».

Por su parte el presidente del ICO, Jose Carlos García de Quevedo, ha señalado: «esta operación es una nueva muestra del objetivo común de apoyo al tejido empresarial español que une a ambas instituciones y refuerza el papel del ICO como entidad de referencia en la financiación de proyectos de autónomos y pymes para promover su crecimiento. Cabe destacar que, hasta noviembre de 2019, el 98% del total de préstamos concedidos por las Líneas ICO fueron suscritos por pymes, de los que el 64% fueron microempresas de menos de 10 trabajadores». 

Este acuerdo es el noveno entre BEI e ICO destinado a reforzar la capacidad de creación de empleo de las pymes españolas. Las diferentes líneas de financiación para pequeñas empresas que ambas instituciones han puesto en marcha de forma conjunta han contribuido a mantener 1.000.000 de puestos de trabajo en España, según estimaciones del BEI. 

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

En 2018, España fue el país de la UE que más apoyo recibió por parte del Grupo BEI para financiar a pymes y empresas de mediana capitalización. El Banco facilitó más de 4.800 millones de euros a las pymes españolas, lo que supone el 57% de la actividad del Grupo BEI en el país. Estos fondos han permitido apoyar los proyectos de inversión de más de 82.600 empresas españolas que dan empleo a 766.00 personas.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Economía y Empresa del Gobierno español. El ICO se ha convertido en un referente en la financiación tanto de PYME como de grandes proyectos de inversión. El ICO contribuye al crecimiento económico sostenible y la generación de empleo, impulsando aquellas actividades económicas que, por su importancia social, cultural, innovadora o ecológica, merecen promoción y desarrollo.