Actividad 2020: El ICO gestionó en 2020 más de 302.000 millones de euros en financiación, el mayor volumen de su historia

Actividad 2020: El ICO gestionó en 2020 más de 302.000 millones de euros en financiación, el mayor volumen de su historia

  • Esta cifra es un 40,7% superior a la de 2019, incremento motivado, fundamentalmente por la gestión de las Líneas de Avales COVID-19. 
  • El importe movilizado por las Líneas de Avales COVID-19 durante el pasado año, 116.571 millones de euros, representa aproximadamente el 40% de la financiación concedida por el sistema financiero a empresas entre abril y diciembre.
  • El ICO ha potenciado y flexibilizado todos los instrumentos de financiación empresarial propios con cargo a su balance para contribuir a apuntalar la recuperación económica y la transición hacia un modelo productivo más sostenible y digitalizado, lo que se ha traducido en un incremento del 5% de la financiación concedida a autónomos y empresas, hasta 6.800 millones de euros.
  • El compromiso con la sostenibilidad se reflejó en la financiación de operaciones por importe de más de 2.760 millones de euros y la emisión de 1.000 millones de euros en bonos sociales y verdes.
  • Asimismo, en 2020 el ICO siguió impulsando vías de financiación complementarias para las empresas a través de AXIS:  se aprobó una dotación de 3.000 millones de euros para los próximos 5 años, que permitirán movilizar en colaboración con fondos de capital privado entre 6.100 y 8.200 millones de euros 
  • A través de Fond-ICO Global se aprobaron inversiones por importe de 531 millones de euros en 27 fondos que permitirán canalizar más de 2.100 millones de euros a compañías españolas
  • En 2020 el ICO ha superado el proceso de acreditación ante la Comisión Europea para poder llevar a cabo la gestión delegada de fondos dentro del Marco Financiero Plurianual 2021-2027.
 
 
El Instituto de Crédito Oficial (ICO) -en su triple función como banco nacional de promoción, instrumento financiero de política económica y agencia financiera del Estado- focalizó todos sus esfuerzos en 2020 en movilizar financiación hacia el tejido empresarial para mitigar el impacto económico generado por la COVID-19, lo que se tradujo en la gestión de 302.534 millones de euros, el mayor volumen de su historia.
 
Este importe supone un incremento del 40,7% respecto a 2019 motivado fundamentalmente por la gestión de las Líneas de Avales puestas en marcha por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, de otros programas por cuenta del Estado y por el impulso a sus programas propios de financiación a autónomos y empresas para sus inversiones en España y en el exterior.
 
En un año excepcional, marcado por la crisis sanitaria de la COVID-19, el ICO ha tenido la capacidad de gestionar las medidas aprobadas por el Gobierno, fundamentalmente las Líneas de Avales, en un esquema de colaboración público privada sin precedentes, a la vez que ha mantenido e incrementando su actividad habitual para poner a disposición de los autónomos, pymes y empresas todos los instrumentos de financiación de los que dispone y ha trabajado para desarrollar nuevos programas y dotarse de nuevas capacidades.
 
Del total de actividad crediticia gestionada, el 29,5% corresponde al importe garantizado por el Estado a través de las Líneas de Avales-COVID19. Hasta el 31 de diciembre, gracias a un esquema de colaboración público-privada sin precedentes, estos programas han movilizado 116.571 millones de euros en financiación al tejido empresarial, aproximadamente el 40% del total de la financiación concedida a empresas por todo el sistema financiero entre abril y diciembre.  
 
Programas ICO de financiación empresarial
 
En paralelo y de forma complementaria a la puesta en marcha y despliegue de las Líneas de Avales, el ICO ha potenciado y flexibilizado todos los instrumentos de financiación empresarial propios con cargo a su balance para contribuir a apuntalar la recuperación económica y la transición hacia un modelo productivo más sostenible y digitalizado. 
 
Con estos programas propios en 2020, el Instituto ha inyectado 6.799 millones de euros en financiación a autónomos, pymes y empresas de todos los tamaños y sectores de actividad, un 5% más que en 2019. Este volumen sitúa la inversión crediticia en balance a 31 de diciembre de 2020 en 21.032 millones de euros, un 3% superior a 2019. 
 
Los 21.032 millones de euros de saldo crediticio total de ICO a empresas, a los que habría que añadir 415 millones de euros adicionales en avales de proyectos, representó, en términos de stock, el 4,5% del total de financiación otorgada por el sector financiero a las empresas a plazo superior a 1 año en 2020. 
 
El ICO cuenta con una oferta integral de financiación para autónomos, pymes y empresas de todos los tamaños y sectores de actividad, destinada a impulsar su actividad en España y en terceros mercados. Este catálogo lo integran tanto las Líneas ICO de Mediación como los diferentes programas y productos de financiación directa.
 
Las Líneas ICO de Mediación son un referente en el modelo de colaboración público privada desde hace décadas. En este esquema de funcionamiento el ICO diseña los productos y aporta los fondos. Por su parte, los bancos son los encargados de su comercialización, proporcionando de esta forma la capilaridad que caracteriza a estos programas. 
 
En 2020, con las Líneas ICO de Mediación se han financiado operaciones por importe de 3.348 millones de euros. La actividad de estos productos en el primer trimestre de 2020 reflejó gran dinamismo, sin embargo, las cifras a cierre del año se sitúan por debajo de los 4.788 millones dispuestos en 2019. La irrupción de la crisis sanitaria de la COVID-19 hizo necesaria la puesta en marcha y rápido despliegue de la Línea de Avales con el objetivo de cubrir y garantizar las necesidades de liquidez de autónomos y empresas, canalizando la demanda hacia estos programas. En todo caso, cabe señalar que las mejoras introducidas en 2019 en las Líneas ICO de Mediación, han contribuido a que en 2020 movilicen un 34% más de financiación que en 2018.
 
En 2020, el ICO ha impulsado los programas de financiación directa, destinados a promover grandes proyectos de inversión de compañías españolas -tanto en España como en terceros mercados- lo que ha elevado la financiación concedida un 106% respecto a 2019, destinándose 3.452 millones de euros.
 
Destaca la contribución realizada para afianzar el proceso de internacionalización de las empresas españolas, destinando para este fin 2.590 millones de euros -un 18% más que en 2019- de los que 1.345 millones se han distribuido a través de las Líneas ICO de Mediación y 1.245 a través de instrumentos de financiación directa, ámbito de actividad en el que se han incrementado un 87% los fondos movilizados en 2019.
 
Además, en 2020 el ICO ha continuado ampliando su oferta de productos y fomentando las fuentes de financiación complementarias para las empresas. En este marco de actuación destaca la puesta en marcha del programa de compras de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) con cargo al balance del ICO, independiente y complementario del Programa de Avales del Estado para MARF, que ha permitido ofrecer apoyo adicional a la liquidez de las empresas que operan en este mercado, en su mayoría mid-caps. Hasta finales de 2020 el ICO participó en 122 emisiones de 26 empresas, con una inversión/suscripción de 627 millones de euros, que movilizaron un total de 1.823 millones de euros. 
 
Impulso al capital riesgo a través de AXIS
 
El ICO también desarrolló en 2020 una intensa labor a través de AXIS, su filial de capital riesgo, con el objetivo de contribuir a impulsar fuentes complementarias de financiación de las compañías, para que tengan un crecimiento más sólido y sean más competitivas, a través de la inversión en proyectos que combinan innovación y emprendimiento, lo que constituye un pilar básico para asentar la recuperación económica y la creación de empleo.
 
A lo largo de 2020 ICO aprobó la contribución adicional de 3.000 millones de euros para fondos gestionados por AXIS para los próximos cinco años que podrán movilizar inversiones en colaboración público-privada entre 6.100 y 8.100 millones de euros. Tras la aprobación de esta dotación adicional AXIS gestiona 5.650 millones de euros mediante tres fondos: Fond-ICO Global, Fond-ICO Pyme y Fond-ICO Infraestructuras II, a los que se añadirán nuevas iniciativas, lo que permitiría una movilización de recursos en colaboración publica privada de entre 11.500 y 15.200 millones de euros con el sector de private equity y capital riesgo.
 
Con respecto a Fond-ICO Global en 2020 se resolvieron dos convocatorias que adjudicaron inversiones por importe de 531 millones de euros en 27 fondos que canalizarán más de 2.100 millones de euros para empresas españolas innovadoras y de base tecnológica para apoyar el proceso de transformación de la economía. Fond-ICO Global tiene un papel protagonista como dinamizador del sector del capital riesgo en España, por ello en el mes de julio se aprobó la ampliación de su dotación en 2.500 millones de euros adicionales.
 
En la actividad realizada por AXIS en 2020, cabe asimismo señalar el lanzamiento a través de Fond-ICO Pyme de la iniciativa Ecosistema Emprendedor COVID, dotada con 50 millones de euros ampliables a 100 millones, destinada a cubrir necesidades de liquidez de empresas innovadoras de base tecnológica con dificultad de acceso a nuevas rondas de financiación ante el impacto económico generado por la crisis sanitaria de la COVID-19.
 
Compromiso con la sostenibilidad
 
La actividad desarrollada durante el año 2020 ha sido clave para consolidar la integración de la sostenibilidad en la organización y actividad del Grupo ICO, como refleja la aprobación de la Política de Sostenibilidad en el primer trimestre del ejercicio.
 
Por la parte de activo se aprobaron operaciones de financiación por importe de 2.760 millones ligadas a proyectos y planes de desarrollo sostenibles en sus tres vertientes: medioambiental, social y de gobernanza que contribuyan a apuntalar la recuperación económica y a dinamizar la transición ecológica y digital.
 
En la parte de pasivo, destacan la emisión Social Bond Covid-19 Response realizada en el mes de mayo por importe de 500 millones de euros -siendo el primer emisor español que lanzaba una emisión pública de bonos sociales destinada a mitigar los efectos del COVID-19-, y la emisión del segundo bono verde llevada a cabo en el mes de octubre, por importe de 500 millones de euros. Con estas dos emisiones el ICO afianza su papel como uno de los líderes en el mercado de bonos sostenibles a nivel europeo con un importe emitido de 4.550 millones de euros en 9 transacciones (7 sociales y 2 verdes).
 
El ICO como canalizador de fondos de la UE
 
En paralelo al resto de su actividad, durante 2020 el ICO desarrolló un conjunto de medidas e iniciativas adicionales con el foco puesto en incrementar la canalización de fondos europeos. Entre otras, el ICO ha alcanzado recientemente un nuevo hito: la obtención de la acreditación como "Implementing Partner" de la Comisión Europea para la gestión de fondos del programa InvestEU, lo que además habilita al Instituto para realizar esta función en otros programas de la Unión Europea dentro del Marco Financiero Plurianual 2021-2027. 
 
El programa InvestEU aportará garantías por importe de más 26.000 millones de euros que movilizarán inversiones estimadas de más de 372.000 millones de euros gracias a la colaboración público privada en toda la UE. Dichas inversiones se llevarán en proyectos elegibles en cuatro ejes prioritarios de actuación: infraestructuras sostenibles; investigación, innovación y digitalización; pymes; e inversiones sociales y habilidades.
 
Además, por encontrarse en una fase avanzada del proceso de acreditación como Implementing Partner, el ICO en 2020 gestionó la presentación de proyectos de movilidad sostenible de empresas españolas, en colaboración con el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, en el programa Contectar Europa-Transporte. Este programa combina bajo un esquema de financiación blending, subvención del presupuesto comunitario con financiación bancaria. Hasta la fecha, seis de los proyectos presentados por el ICO -como entidad acreditada por la Comisión Europea-  han recibido una subvención de 25 millones de euros de la iniciativa europea y financiación del ICO por importe de 130 millones de euros, generando inversiones superiores a 200 millones de euros.
 
Las actuaciones del ICO en 2021 continuarán orientándose a todos los sectores de actividad y se alinearán con el marco de actuación previsto en el Marco Financiero Plurianual de la UE 2021-2027 y con las políticas palanca y directrices del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, entre las que destacan la transformación digital, la sostenibilidad y lucha contra el cambio climático, una transición energética justa y el apoyo a las pymes y emprendedores.