ICO actualiza el "framework" para ampliar su alcance y continúa demostrando su liderazgo en el mercado de "bonos sociales".

La actualización del marco refleja el papel de ICO en la lucha contra las consecuencias de la pandemia del COVID-19.

El alcance del marco ha sido ampliado para incluir no solo las Líneas de Mediación sino también los Préstamos Directos.

El apoyo a las PYMEs ha sido reforzado al incluir empresas en la "España vaciada" para combatir la despoblación.

Instituto de Crédito Oficial (ICO) amplía el alcance de su marco de "bonos sociales" y refuerza su compromiso con los sectores considerados prioritarios por su importancia social, cultural, innovadora o medio ambiental. Este marco actualizado ha recibido la opinión favorable de Sustainalytics, al igual que el anterior.

El primer marco de "bono social" de ICO fue publicado a comienzos de 2015 centrado en la creación y mantenimiento del empleo. Hasta el presente, ha facilitado la financiación de más de 53.600 proyectos.

El marco actualizado permite a ICO dar un paso más al enfocarse en otras categorías y en otras necesidades sociales, como la despoblación en la "España vaciada", los problemas derivados de desastres naturales o sanitarios, vivienda social, salud pública, educación, formación profesional o infraestructuras básicas.

Hay que mencionar el papel de ICO en un escenario como el actual, permitiendo el mantenimiento del flujo de crédito hacia al tejido empresarial. La pandemia del COVID-19 está afectando  globalmente a España y al mundo. ICO está jugando un papel importante en el mantenimiento del empleo y en la mitigación de los impactos sociales y económicos de la pandemia en España.

Es en este contexto en el que ICO quiere reflejar dichos esfuerzos mediante la actualización del marco de "bonos sociales". Las categorías incluidas en el nuevo marco no solo permitirán la movilización de recursos hacia actividades sanitarias, sino también a los sectores más vulnerables a las consecuencias de la pandemia, con especial énfasis en las PYMEs.

Con la actualización del marco, ICO también reconoce la importancia de abordar los retos demográficos para que cada ciudadano pueda desarrollar libremente su vida personal y profesional con iguales derechos y oportunidades. Mediante el marco de "bonos sociales", ICO dará apoyo a las PYMEs situadas en áreas que han sufrido despoblación en los últimos 10 años.

Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, aunque la población en España ha crecido en los últimos años, existen diferentes dinámicas a nivel regional. Tres de cada cuatro municipios en España ha visto decrecer su población en la última década. Es un fenómeno que no sólo afecta a municipios pequeños sino también a algunas capitales de provincia, ya que 29 de ellas también perdieron población durante ese periodo. La despoblación lleva consigo problemas derivados de la baja densidad de población, sobre todo relacionados con la prestación de servicios básicos. Todo ello, unido al envejecimiento de la población, hace que un número significativo de regiones españolas presenten una tasa negativa de crecimiento vegetativo. Por ello, ICO pretende mitigar los efectos económicos y sobre el empleo de la despoblación a través de su apoyo a las PYMEs en estas regiones.