Certificación EFR

La certificación efr reconoce las buenas prácticas de conciliación trabajo-familia que desarrollan aquellas organizaciones que apuestan por fomentar el equilibrio entre la vida laboral y personal,  iniciativa especialmente alineada con el ODS número 8:
 
 
 
ODS 8 TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONOMICO
 
El ICO valora, promueve y facilita el equilibrio entre la vida personal y profesional de sus profesionales. Alcanzar un equilibrio entre la vida personal y profesional fomenta la motivación, el optimismo y el bienestar de los trabajadores. 
 
El ICO obtuvo el certificado efr número 400 el 5 de diciembre de 2014, formalizando su compromiso de una manera decidida y profesional en avanzar en materia de conciliación para mejorar la calidad de vida de sus colaboradores, y se convierte en una de las primeras compañías del sector público en recibir la certificación efr, promovida por la Fundación Masfamilia y avalada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.  La certificación efr reconoce a aquellas organizaciones que se implican en la generación de una nueva cultura socio-laboral y empresarial basada en la flexibilidad, el respeto y el compromiso mutuos. 

Para obtener dicho certificado, el ICO se sometió a un minucioso proceso de diagnóstico y auditoría externa para acreditar la implementación de procesos que fomentan el empleo de calidad, la igualdad de oportunidades o la armonía entre la vida familiar y profesional, tomando como base la legislación vigente. 

Este compromiso es objeto de revisión periódica mediante la realización de auditorías externas. Hemos renovado nuestra certificación en el año 2018.

La certificación implica un compromiso a largo plazo de continuidad y voluntad para preservar y potenciar la conciliación y la igualdad de oportunidades en la cultura empresarial y aporta una metodología eficaz como herramienta de gestión y de puesta en valor. Se trata de un modelo de gestión basado en la mejora continua, que responde a una nueva cultura de trabajo en el ámbito de la Responsabilidad Social Empresarial.

El Instituto cuenta con un amplio conjunto de medidas que fomentan el equilibrio de la vida personal, familiar y profesional, y que se encuadran en distintos ámbitos: calidad en el empleo, flexibilidad,  apoyo a la familia, desarrollo personal y profesional,  igualdad de oportunidades y violencia de género.