Newsletter ICO | Noticia
Logo ICO

Boletín Líneas ICO

Nº 1 Abril 2015

Entrevista a Sandra Mirat, socia y creadora de la firma de calzado HOWSTY

Howsty, el sueño de dos emprendedoras hecho realidad

Howsty es una empresa de calzado étnico artesanal para mujer. Sus productos son pequeñas obras de arte que hacen sentirse únicas a cada una de sus clientas. Esta empresa que nació hace cuatro años como el sueño de dos emprendedoras, actualmente está inmersa en su salto al mercado americano gracias a la financiación del ICO.

Sus creadoras Sandra Mirat y Silvia Gomez de la Mata, son dos amigas que  hace cuatro años decidieron abandonar sus carreras profesionales y apostar por un proyecto personal: HOWSTY. Hoy en día, HOWSTY está consolidada como una firma de calzado de mujer de reconocido prestigio en más de 18 países, gracias a la originalidad de sus diseños de  inspiración étnica y a la producción artesanal  de cada uno de sus productos supervisada por ellas mismas en España  con materiales de primera calidad.  

La filosofía de esta empresa ha incorporado entre sus valores el compromiso social que sus propias creadoras sienten hacia temas sociales con los que se están especialmente vinculadas. La relación directa con otras realidades más desfavorecidas en su búsqueda de materiales para fabricar sus productos ha llevado a Silvia y Sandra a destinar una parte de los beneficios obtenidos, con carácter permanente, a fines sociales que ayuden a mejorar la situación de mujeres y niños en Marruecos.  

Sandra Mirat, socia y creadora de HOWSTY, comparte con nosotros en esta entrevista  la historia de su empresa.

¿Cómo surge la idea de empezar este proyecto empresarial?

La idea de embaucarnos en este proyecto surge por varios motivos. Por un lado, claro está, nuestra pasión por la moda, la artesanía y en general todo aquello en lo que el componente humano sea fundamental. Asimismo, Howsty surge de la necesidad del mercado. Tras un estudio pormenorizado del sector vía informes sectoriales pero, también y más importante, vía la opinión contrastada de la gente que teníamos más cerca, nos dimos cuenta de que existía un nicho de mercado en el sector del calzado para mujer con un precio competitivo y un toque de exclusividad lejos de la oferta masiva de grandes cadenas. Por último, y no menos importante, otro de los motivos que nos llevó a embarcarnos en este proyecto fue el intento de poder compaginar trabajo y familia sin depender de unos estándares laborales impuestos.

Aunque hoy en día es casi más sacrificado tener tu propia empresa que trabajar para otro, apostamos por un modelo de negocio y trabajo flexible, diferente, y en el que, aún con el máximo esfuerzo y sacrificio, nos proporcionara la gran satisfacción personal que te da el éxito de un proyecto propio.

Qué tipo de financiación habéis utilizado para llevar a cabo la puesta en marcha y expansión de vuestro proyecto de inversión?

Howsty nació con una inversión económica mínima por parte de mi socia Silvia y mía. Una inversión que destinamos a poner en marcha el proyecto, la tienda online y nuestra primera producción.

Hasta ahora Howsty ha sido una firma que se ha ido retroalimentando. Desde el primer momento empezamos a "vender" y eso nos ha permitido ir reinvirtiendo poco a poco nuestras ganancias en la expansión hacia otros mercados.

Sin embargo, llega un momento en que es necesario dar "el salto". Ese que te permite crecer a gran escala y abordar mercados como el americano donde el crédito es Ley de Vida. El crédito es fundamental para poder crecer. Bien por falta de liquidez en determinados mercados como el nacional o por filosofía en otros como el americano, lo cierto es que las firmas necesitan otorgar facilidades de compra a sus clientes. Además, cuando se trata de exportaciones, siempre hay un lapso de tiempo entre que la mercancía producida se envía y llega a su cliente final. Este lapso de tiempo, que en Estados Unidos puede llegar a ser largo por toda la burocracia, hace que la financiación sea prácticamente indispensable.

Por eso mismo, con motivo de nuestro lanzamiento en el mercado americano y con el objetivo de poder atender pedidos voluminosos de grandes cadenas, Howsty se ha financiado a través de una Línea ICO exportadores con la que tenemos la posibilidad de anticipar las facturas de nuestros clientes americanos (que por volumen son las mayores) y así atender los pagos de nuestros proveedores a tiempo.

 es el acrónimo en inglés de "Helping Others With Style" "Ayudando a gente con estilo". Además del nombre de vuestra empresa pretendéis que sea una filosofía de vida ¿qué mensaje queréis dar a vuestros clientes?

Cuando pensamos en este proyecto, intentamos buscar un nombre global al que dar nuestro propio significado y con el que pudiéramos transmitir los valores y filosofía de Howsty. De ahí nuestro lema, "Helping Others With STYle" cuyo significado es doble: desde Howsty ayudamos a gente con estilo, a crear su propio estilo, a través de una oferta de productos amplia, original y exclusiva. Nuestro producto es bastante marcado en cuanto a tendencia por lo que basta cualquier look básico y nuestras piezas crean el look por sí solo. Por otro lado, nuestra firma se dirige a un público que busca tendencias actuales pero también, en mayor o menor medida, comprometido con los problemas sociales que le rodean. El objetivo es ofrecer moda original y exclusiva a precios competitivos, al mismo tiempo que se contribuye al desarrollo de proyectos con un claro componente social.

Consideramos  la acción social como uno de los principales valores en la gestión de la firma porque de esta manera contribuimos en cierta parte en el desarrollo de un nuevo concepto de "moda solidaria" a la que ya van sumándose muchas firmas emergentes y vamos poco a poco  cumpliendo con una responsabilidad latente en la sociedad actual.

El compromiso social es uno de los valores de vuestra empresa. Nos podéis hablar de los proyectos sociales en los que participa HOWSTY.

La idea de vincular la moda a proyectos solidarios y sociales la iniciaron hace tiempo ya firmas con campañas y colaboraciones temporales en las que una parte de los beneficios de cierta campaña o producto iban destinados a un proyecto social.

Nosotras hemos añadido una nueva idea de negocio en la que nuestra implicación social será constante, abarcando todos los productos de la firma. Nos gustaría, y apostamos, por convertir este compromiso en uno de los pilares fundamentales de la filosofía Howsty.

Con las VKB, que fue nuestro producto de lanzamiento en febrero de 2012,  y las colecciones que hicimos hasta el 2013, parte de los beneficios obtenidos se destinaron a un proyecto de escolarización de niños marroquíes, dada la vinculación de este producto (a través del kilim tejido a mano por mujeres en Marruecos que empleamos en la producción) con el pueblo y la cultura de dicho país. La siguiente colección incorporaba telas hechas a mano con patchwork procedentes de la India, por lo que nos comprometimos con un proyecto consistente en una casa de acogida de niñas en Bangladesh que tiene por objeto dar alojamiento, comida y educación a las niñas entre 6-14 años en Noluakuri. Hasta ahora nuestro compromiso se ha realizado a través de ONGs españolas reconocidas como tal por el Ministerio para así poder hacer un seguimiento activo de los proyectos en los que colaboramos.

El objetivo a futuro es asignar un proyecto social a cada colección o temporada.

Diseñáis y fabricáis unos productos con unas características muy específicas.  La originalidad y la diferenciación hacen de cada par de botas una pequeña obra de arte. ¿Se trata de una consecuencia de vuestro proceso creativo o una decisión empresarial para encontrar un nicho propio en el mercado  y conseguir  diferenciaros  del resto de las empresas del sector creando productos únicos que se salen de la norma?

Puede ser quizá una mezcla de ambos factores. Como he mencionado, después de estudiar el sector, nos dimos cuenta de que en el momento en el que creamos la firma había una necesidad importante dentro del mercado del calzado y textil de introducir nuevas firmas, nuevos diseños y nuevas tendencias.

Había una saturación de las firmas "de siempre" que, a nuestro parecer, no cumplían con las expectativas de una nueva generación tecnológica necesitada de cambio y producto nuevo y fresco. De ahí surge nuestra intención de crear un producto original, diferente y muy exclusivo.

En otras palabras, dentro de un mercado dirigido a un público masivo buscábamos introducir un producto original con el que el consumidor se sintiera especial y único, que lo que llevara él, no lo llevara nadie más.

A esa intención de diferenciarnos del resto se suma que en cuanto nos pusimos a plantearnos el tipo y diseño de calzado que queríamos producir nos salían diseños vivos, coloridos, diferentes y nos salíamos del patrón de calzado simple, sin personalidad y  masivo.

En cuatro años HOWSTY ha recorrido un largo camino, pasar de producir los primeros 500 pares de vuestros comienzos a producir más de 10.000 unidades para distribuir en 18 países es un reto importante. ¿Cómo habéis conseguido alcanzar este reto en tan poco tiempo?

Sinceramente ha sido una mezcla de varios factores: esfuerzo, sacrificio y, no nos vamos a engañar, también suerte.No hay duda de que los comienzos no son fáciles, tienes dudas, incertidumbre y muchas veces te planteas si estás perdiendo el tiempo o por el contrario estás creando algo valioso y prometedor. Por ello el esfuerzo  y el nivel de sacrificio son importantes tanto a nivel personal como económico. No venirse abajo antes las dificultades es clave. Hay que perseverar para lograr objetivos. Por otro lado, hay que estar dispuesto a arriesgar. Muchos proyectos se quedan en el camino precisamente por el "miedo al fracaso", por no arriesgar. Hay que ir a por todas e intentar hacer uso de las ayudas disponibles para luchar por lo que uno quiere.

La creación de un buen equipo que cubra las distintas dificultades que van surgiendo también es otra de las claves. La coordinación y la organización dentro de una empresa, tener estrategias claras y objetivos a seguir dentro de los planes de evolución de la firma y saber transmitírselas a un equipo que cumpla con las mismas creo que avalan un posible éxito.

No obstante, cierto es que el factor suerte siempre juega un gran papel. En nuestro caso fue el de la promoción, comunicación y el adquirir cierta popularidad y notoriedad en tiempo récord.

El lanzamiento de la firma coincidió con el llamado "boom" de las bloggers y la moda de asociar a las celebrities como iconos de estilo. Nuestro producto gustó mucho a celebrities  y bloggers que los publicaban y los posteaban sin coste alguno. Gracias a ello accedíamos, sin la necesidad de invertir muchos recursos, a un nicho del mercado representado por "fashionistas" consumidoras con un poder adquisitivo medio-alto que podía permitirse nuestros productos.

Quizá suerte o quizá el producto era el adecuado, pero siempre la promoción ha jugado en nuestro favor.

Estáis orgullosas de supervisar toda la producción de vuestros productos "made in spain" para conseguir una alta calidad. En una producción a gran escala dentro del sector del calzado hay que tener en cuenta la importancia de la innovación tecnológica ¿Qué papel juega el trabajo artesanal y la alta tecnología en vuestro proceso productivo?

En Howsty somos fieles al proceso "artesanal" y apelamos a que todos nuestros productos tengan un componente artesanal elevado. La mano humana nos parece insustituible y el proceso de calzado es mucho más artesanal de lo que podríamos imaginar. No obstante, como firma joven que somos, también nos gusta estar a la orden del día en cuanto a I+D se refiere, tanto en producción como en materiales. Cuando produces a gran escala, la tecnología es también un factor importante y las técnicas disponibles hoy en día son cada vez más eficientes y con mejores resultados.  Aunque, insisto, para nosotras el componente humano es fundamental y clave para el éxito.

 Internet es uno de vuestros principales canales de venta, la consecuencia es un gran  escaparate virtual abierto al mundo.  Tener una buena  imagen publicitaria es muy importante para dar a conocer vuestras colecciones en el mercado global.  Es una realidad que habéis conseguido salir en las más importantes revistas de moda de todo el mundo ¿Cómo enfocáis este tema en HOWSTY?

En cuanto a la venta online, hemos apostado fuerte por este canal y creemos firmemente en que se consolidará como uno de nuestros principales canales de venta a medio plazo. La evolución del sector de moda online tanto en España como fuera de nuestras fronteras es increíble y las posibilidades y dinamismo de esta canal son infinitas.

La comunicación digital y "offline" siempre han sido uno de los pilares fundamentales de Howsty y uno de los factores que han contribuido a nuestro éxito y expansión en tan poco tiempo. Tuvimos la suerte de que periodistas y redactoras de moda en busca de novedades se sintieron atraídas por el producto, nuestra imagen de firma y  filosofía y empezaron a contar con nosotras para distintos reportajes y publicaciones. Esto ha contribuido a que, sin apenas recursos, hayamos sido capaces de dar a conocer la firma a un público objetivo muy amplio.

Hoy en día hemos profesionalizado nuestra comunicación y contamos con la ayuda de una agencia de comunicación de moda. Nos obstante, a nivel interno seguimos con el desarrollo de toda la comunicación online a través de nuestras redes sociales. Esto es clave ya que nos permiten estar en contacto directo con nuestros consumidores finales y controlar en todo momento la imagen de Howsty que queremos transmitir a los mismos.

El salto al exterior lo inicia  HOWSTY dos años después de su creación, se puede decir que ha sido una constante en vuestro plan de ruta, ¿Qué dificultades os encontrasteis?

Siempre hemos sido conscientes de que emprendíamos un proyecto totalmente desconocido y diferente en un marco socio-económico difícil; nos consideramos un poco kamikazes porque las condiciones no eran del todo favorables. En plena recesión económica en España y en un panorama en el que grandes firmas cerraban sus puertas y comenzaban a liquidar, no pretendíamos que nuestro éxito dependiera exclusivamente del mercado nacional por lo que el abrirnos paso tanto en Europa como en Asia y América ha estado siempre como un objetivo prioritario a corto plazo.

Al principio nos surgieron las dificultades que le surgen a toda firma emergente e inexperta que busca abrirse paso sin saber muy bien ni cómo empezar. Una de ellas es la incertidumbre de si tu producto va a encajar bien en otros países o la necesidad de adaptar tu rango de productos a cada país según su demanda y sus características.

En Escandinavia triunfaba un modelo totalmente distinto  al que triunfaba en España y en Japón por ejemplo las tiendas tenían unos best-sellers que en Alemania no terminaban de encajar.

La dificultad económica siempre está ahí. Aunque hay ayudas por parte de  determinados organismos para acceder a ferias internacionales, el mayor riesgo y la mayor pérdida claramente la sufre la empresa. Por ello no muchas firmas deciden hacer la inversión de hacer retrospección en diferentes países y de acudir a toda la oferta de ferias que hay hoy en día.

Actualmente estáis llevando a cabo el salto al mercado americano ¿Qué planes de expansión  tenéis al respecto?

Realmente irrumpimos en el mercado americano a finales de Noviembre y hemos de decir que estamos gratamente sorprendidas por la aceptación y éxito de la firma en un mercado tan amplio y con tanto grado de competitividad.

Aunque siempre ha sido un objetivo a realizar, nuestro día a día es tan frenético que no entraba en nuestros planes a corto plazo acceder al mercado americano.

Afortunadamente, debido al éxito que estábamos teniendo en Europa, nos contactaron varios agentes americanos interesados en llevar la firma al otro lado del charco y, tras valorar las distintas opciones y estudiar otras alternativas, nos lanzamos a la aventura.

Nos sentimos muy orgullosas de poder exportar nuestro Made in Spain fuera de nuestras fronteras y, a pesar de las dificultades, hemos de reconocer que las posibilidades de venta que ofrece un mercado como el americano son altamente atractivas para cualquier firma. Actualmente contamos con presencia en grandes clientes  de reconocido prestigio tales como Anthropologie, Free People, Calypso St Barth o Nasty Gal. Sin duda, un sueño hecho realidad antes casi de que lo pudiéramos imaginar y que supone un paso más hacia nuestra expansión internacional que esperemos culmine en Asia y Australia.

 

« Volver a Newsletter

Instituto de Crédito Oficial (ICO) - Paseo del Prado, 4 - 28014 Madrid - Tel.:91 592 16 00

Atención al cliente: 900 121 121

Copyright © 2015 Aviso Legal