Newsletter ICO | Noticia
Logo ICO

Newsletter ICO

Nº 12 Noviembre 2015

Entrevista a Silvia Fernandez de Caleya, Responsable del Area de RRHH y RSE del ICO

"El gran éxito: que no se hable de RSE porque esté tan sumamente identificada en la esencia de la Institución que sea imposible desagregarla."

Podríamos decir que la RSE es una de las señas de identidad del ICO, como banco público por sus propia naturaleza y fines.

Desde hace más de una década el Instituto viene desarrollando diversas actuaciones en este ámbito,  muchas de ellas pioneras dentro del sector público, que  han contado con diversos reconocimientos al más alto nivel. 

En 2015 se ha consolidado el compromiso del banco público para integrar la Responsabilidad Social en su actividad con la aprobación en el mes de abril de la "Política de RSE",  ¿podría detallarnos en qué consiste exactamente esta política y cómo influye en el modelo de gestión ?

La Política de RSE forma parte del proceso de integración de la responsabilidad social como elemento de la estrategia de la institución, que además es un objetivo marcado por la Dirección para el ejercicio 2015.  

Silvia Fernández de Caleya, Jefa de RRHH y RSE del ICOEn este sentido, la política es una declaración de compromiso público de que ICO sea una entidad integradora de los valores éticos, sociales y ambientales, transparente y comprometida socialmente y de los principios que rigen su actividad (buen gobierno y transparencia, respeto al entorno y medio ambiente y los 10 principios de Pacto Mundial).  Estos principios ICO los traslada a sus grupos de interés Clientes, Entidades Financieras, Inversores, Proveedores, Empleados, Organizaciones Sociales y Administraciones Públicas principalmente.

En base a esto, tu modelo de gestión se ve claramente condicionado.  Tienes que asegurarte de que tu actuación como Entidad se ajusta a esos principios que has declarado y que tus grupos de interés así lo perciben.  La responsabilidad social va más allá de una declaración de buenas intenciones, es establecer diálogo con tus grupos de interés, obtener y dar información, medir el impacto de tus actuaciones y establecer objetivos para corregir o avanzar en una determinada senda. 

Estamos viendo la importancia a diario, en casos como el de compañías que de la noche a la mañana se vienen abajo por un impacto en alguna de los tres componentes ASG -ambiental, social y gobierno corporativo- o incluso en los tres a la vez, que defraudan a sus grupos de interés, y la confianza es un elemento muy difícil de construir pero muy fácil de resquebrajar, y una vez rota, resulta francamente difícil de recuperar.

Tal es la conciencia de su importancia en el ICO que por vez primera y aun no siendo  obligatorio, la política de RSE pasa a ser responsabilidad de su Consejo de Administración que deberá aprobar los informes de Buen Gobierno, la Memoria de RSE y el informe de Progreso de Pacto Mundial.

En el mes de abril el ICO aprobó también su I Plan de Igualdad,  ¿cuáles son las principales medidas recogidas en el marco de este plan?

El ICO tenía este deber pendiente. Es verdad que las políticas internas de nuestra organización respetan y protegen la igualdad de trato y de oportunidades, pero su formalización en un Plan de Igualdad no solamente era necesario sino que constituye una obligación legal.

Nuestro plan de igualdad que está publicado en la web se enfoca en cinco ejes, garantizar de forma real y efectiva el principio de igualdad dentro de las políticas del ICO (en el acceso al empleo público, planes de formación, protocolos de actuación), favorecer  la conciliación de la vida laboral y familiar, compromiso y difusión de las políticas de igualdad entre los empleados.

Todas las medidas son importantes, pero entre ellas destacaría el compromiso del ICO, por ejemplo de inclusión de criterios de preferencia en la contratación de servicios de aquellas empresas que fomenten la igualdad, que como Administración Pública sienta unas bases de comportamiento importante. 

En el plano de Igualdad, desde el 2012 se ha incrementado el porcentaje de mujeres como mandos intermedios y por otro lado estamos trabajando en implementar una cultura de trabajo que favorezca la conciliación y medidas de conciliación que favorezcan la paternidad/maternidad. 

Además, el ICO ha recibido la acreditación efr (empresa familiarmente responsable) de la Fundación Más Familia,  que distingue al Instituto como empresa familiarmente responsable.

Las empresas que cuentan con esta certificación de calidad en conciliación apuestan por el bienestar de los profesionales, teniendo en cuenta los valores efr en conciliación, flexibilidad y diversidad. ¿Aún queda camino por recorrer en el ámbito de la conciliación en el ICO?

Precisamente la obtención de esta certificación nos sumerge en una senda de progreso.  El modelo efr es un modelo de gestión y mejora continua.  Hemos pasado de tener un montón de medidas de conciliación que ya eran muy buenas para la organización a ordenarlas y transformarlas en una herramienta para la gestión. 

La certificación efr requiere de una exigente auditoría, una exhaustiva revisión de procesos y realización de encuestas aleatorias a los empleados que puso de manifiesto una percepción positiva de la plantilla en este ámbito.  Además la certificación requiere de la capacidad de presentar indicadores, del compromiso de la Dirección en esta materia, de poner el foco en conciliación, de establecer objetivos, etc, Pero no solamente desde el punto de vista de la responsabilidad también desde el punto de vista de la rentabilidad. Tiene lógica que cuidar de los buenos profesionales que integran las organizaciones, genere compromiso, contribuya a obtener mejores resultados y el modelo efr busca medirlo y ponerlo en valor. 

Como comentábamos, 2015 ha sido un año muy activo en el plano de la RSE en el ICO. En el mes de mayo el banco público se incorporó a Spainsif, asociación sin ánimo de lucro constituida por entidades interesadas en promover la Inversión Socialmente Responsable en España.  ¿cómo se integra la ISR (Inversión Socialmente Responsable) en la actividad diaria del ICO ?

La actividad del ICO es socialmente responsable. El Instituto es un Ente Público, cuya visión y valores son las de ser un organismo de primer nivel internacional y una institución nacional de referencia en transparencia solvencia y credibilidad.

El Instituto de Crédito Oficial quiere ser reconocido como aliado para el crecimiento de la riqueza y el empleo. Su misión es la de promover las actividades económicas que contribuyan al crecimiento, desarrollo del país y mejor distribución de la riqueza nacional, por tanto podríamos afirmar que la ISR forma parte de su ADN.  Sin embargo, tenemos camino por recorrer porque hay que poner en valor todos estos aspectos de nuestra actividad.

Para ello es necesario contar con parámetros tangibles y medibles, y este objetivo se ha conseguido con la emisión del bono social. El inversor ahora sabe cuál es el destino de los fondos, que van a financiar a las pymes en regiones desfavorecidas excluyendo aquellos sectores con impacto social y ambiental negativo y al objeto de crear empleo.  Y además no le preocupa solamente la rentabilidad quiere saber si lo hemos conseguido. Y eso a nosotros nos obliga a crear indicadores, a medir impactos, a comunicar resultados y a ser auditados, y a tener rating de sostenibilidad.

Aprovechamos esta oportunidad, esta exigencia de los inversores, para transformarnos internamente.  Para implicar a toda la organización en aspectos que no parecían hasta ayer tan importantes.  Y así ha formado parte de los objetivos de la Dirección en 2015, se ha aprobado y hecho pública la política de RSE, se han revisado otras incluyendo valores medioambientales o de buen gobierno, se ha programado formación específica en ISR y se consideran criterios ASG en el diseño de nuevos productos.

El ICO cuenta con un programa de voluntariado que cada año muestra el compromiso de la plantilla con la RSE. ¿Qué tipo de actividades se realizan dentro de este programa?

El programa de voluntariado corporativo del ICO nace con la convicción de que tenemos muy buenos profesionales y con la vocación de facilitar su participación en actividades de formación dirigidos a emprendedores y a colectivos en riesgo de exclusión social o con dificultades para la empleabilidad.  Para ello colaboramos con entidades del tercer sector, como la Asociación Realidades o la Fundación Tomillo con mucha experiencia en este ámbito.  El programa que ya va por su tercer año ha sido muy bien acogido. 

Además, se han incluido otro tipo de actividades como carreras solidarias, talleres de música o de decoración de hospitales o torneos deportivos solidarios. Este año ya hemos alcanzado una participación de entorno a un 25% sobre el total de la plantilla, lo que pone en valor no solo el grado de implicación y compromiso en el programa de voluntariado sino de la calidad humana de nuestros profesionales.  

¿Qué proyectos futuros se plantean en el ámbito de la RSE en el ICO?

A nivel práctico y a medio plazo estamos trabajando en indicadores de impacto social y en establecer vías de diálogo con nuestros grupos de interés.  En breve aprobaremos una nueva política medioambiental que a su vez conllevará el desarrollo de cada uno de sus compromisos.  De las diferentes auditorías que pasamos con las agencias de calificación extrafinanciera sacamos conclusiones y metas para reforzar y mejorar.

El fin último será que todos los valores estén integrados en todas las áreas de la organización.  Que la RSE se convierta en un valor de la cultura organizativa en sus tres principales aspectos (Ambiental, Social y de Buen Gobierno), y que tenga su reflejo en toda la actividad.  El gran éxito: que no se hable de RSE porque esté tan sumamente identificada en la esencia de la Institución que sea imposible desagregarla.
 

« Volver a Newsletter

Instituto de Crédito Oficial (ICO) - Paseo del Prado, 4 - 28014 Madrid - Tel.:91 592 16 00

Atención al cliente: 900 121 121

Copyright © 2015 Aviso Legal