El ICO, y otras tres entidades homólogas analizan la Inversión e Innovación de las pymes en los principales países de la zona euro

El ICO, y otras tres entidades homólogas analizan la Inversión e Innovación de las pymes en los principales países de la zona euro

El ICO participa en un trabajo conjunto con  entidades homólogas: BPI de Francia, CDP de Italia, y KfW de Alemania

El estudio realizado es un análisis exhaustivo del papel de las pymes en la economía europea en relación con la inversión en actividades de innovación, y está especialmente centrado en los principales  países de la zona euro: Alemania, Francia, España e Italia.

A pesar de las diferencias estructurales de la economía de cada país,  las pymes representan más del 98% del total de las empresas de esta zona euro, emplean a más de la mitad de los trabajadores  y  aportan gran valor a las economías de estos países. Por todas estas razones, las pymes  ocupan un papel destacado en el crecimiento sostenible de Europa a largo plazo.

El estudio destaca que las PYME de Francia, Italia y España son especialmente vulnerables ante las  consecuencias de la crisis financiera y económica de los últimos años. Muchas pymes han reducido significativamente  su actividad y la inversión e innovación. Adicionalmente persisten sus dificultades de acceso a la financiación.  Estas circunstancias debilitan la capacidad de las pymes de la zona euro para ser competitivas en el futuro.
En el caso de Alemania, la inversión y la innovación de las pymes están todavía muy por debajo de los niveles previos a la crisis. Mientras que más del 36% de  las pymes realizaban inversiones en innovación entre los años 2006 a 2008, ésta cifra se ha reducido por debajo del 26% entre 2011 y 2013.

Las pymes europeas sólo pueden competir en el entorno internacional en base a los valores de calidad e innovación. Los desafíos  de la sociedad actual  representan oportunidades para las empresas, pero se requiere más inversión e innovación de las pymes para aprovechar estas oportunidades y seguir siendo competitivas en el largo plazo.

El estudio concluye que los bancos de desarrollo como el ICO y las entidades homólogas, juegan un papel muy importante para afrontar y superar los desafíos específicos de cada país. Las iniciativas a nivel europeo como el Plan Juncker son positivas, pero es necesario complementarlas con medidas específicas para las pymes a nivel nacional. Los bancos de desarrollo pueden ofrecer apoyo con instrumentos de financiación a medida de las necesidades de las empresas de cada país, y establecer sinergias de colaboración con sus socios europeos.

Consultar informe