800 millones de dólares para una nueva línea de metro en Lima

800 millones de dólares para una nueva línea de metro en Lima

El proyecto del Ministerio de Transportes y Comunicaciones peruano incluye 35 kilómetros de línea de metro, 35 estaciones con obras electromecánicas y 42 vanguardistas trenes sin conductor, cuyo valor total asciende a 5.500 millones USD.

Cassa depositi e prestiti, SACE, Simest, KfW IPEX-Bank, Banco Santander, Société Générale e ICO han anunciado la concesión de una línea de crédito de 800 millones USD avalada por SACE destinada a la construcción de la nueva línea de metro Lima-Callao a cargo del consorcio Metro Lima 2, que engloba a las empresas italianas Ansaldo STS, Hitachi Rail Italy y Salini Impregilo así como las españolas Iridium (ACS) y FCC.

La línea de crédito la proporcionan Cassa depositi e prestiti (290 millones USD), KfW IPEX-Bank, Banco Santander, Société Générale (150 millones USD cada uno) e ICO (60 millones USD), y disfruta de una cobertura del tipo de interés por parte de Simest.

El contrato tiene un valor estratégico y forma parte de un plan de inversión en infraestructuras más amplio del Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Perú, que ha adjudicado el contrato para la construcción, operación y mantenimiento de 35 años a un consorcio de empresas peruanas, españolas e italianas. El proyecto incluye 35 kilómetros de línea de metro, 35 estaciones con obras electromecánicas y 42 vanguardistas trenes sin conductor, cuyo valor total asciende a 5.500 millones USD.

Dicho proyecto contempla una mejora de la Línea 2 del Metro entre Lima y Callao, la zona oeste de Lima en la que se ubican el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez y el puerto más grande e importante de Perú, así como la ampliación de la Línea 4 actual. Los trabajos de ampliación ayudarán a reducir el número de coches particulares y fomentarán el uso del transporte público. De esta forma se reducirá notablemente el impacto ambiental en la ciudad de Lima.

El proyecto pone de manifiesto el creciente interés por un mercado de gran potencial como es el peruano, que está planificando grandes inversiones en infraestructuras y es una de las economías más dinámicas de Latinoamérica, que ha registrado tasas de crecimiento del PIB anuales medias superiores al 5 % durante la última década y que, según las previsiones, se mantendrán durante los cinco próximos años.

Los prestamistas y SACE recibieron el asesoramiento jurídico de Chadbourne&Parke, Miranda y Clifford Chance, mientras que los promotores fueron asesorados por DLA Piper y Garrigues como asesores jurídicos, y Astris Finance como asesores financieros.